2020/01 – La Hiperactividad: el gran «agujero negro» por el que se escapa nuestra salud y tiempo

Autora: Mayte Fernández

Desde que las nuevas tecnologías se han instalado en nuestra vida de forma casi permanente, son muchas las veces que tendemos a tener hábitos de hiperconectividad. Estar conectados todo el tiempo, pegados a una pantalla, saber continuamente qué pasa en el mundo, o qué ha subido la gente a las redes sociales, son conductas que aunque no creamos, perjudican nuestra saludGabriela Paoli, psicóloga y experta en adicciones tecnológicas afirma: “La hiperconectividad es el gran agujero negro por el que se escapa nuestro tiempo y nuestra salud”.

Estar disponibles todo el tiempo para todo el mundo se ha convertido en lo normal. Aprovechar cada segundo que tenemos libre y mirar nuestras redes sociales es una costumbre que ya practicamos casi sin darnos cuenta. Lo peor es que muchas de estas  conductas acaban afectando a las relaciones afectivas que tenemos: “Se ha llegado a límites que resultarían cómicos si no fuera porque va en ellos la salud”, explica la psicóloga.

La necesidad de cambiar y eliminar estas conductas de nuestra vida es urgente. Saber desconectar. Mimarnos. Saber estar a solas con nosotros mismos. Dar ejemplo a las generaciones futuras de cómo las redes sociales pueden ser muy útiles pero también muy adictivas: “Es necesario cambiar ciertos hábitos nocivos si se quiere mantener a raya al tecnoestrés, y fundamentalmente evitar que vaya a más”, afirma la Gabriela.

Sin embargo y a pesar de todo lo que nos dicen o por más que leamos sobre el tema, las cosas solo cambian si nosotros queremos que cambien.  Tan solo hay que proponérselo. La psicóloga explica: “Para cambiar un hábito es preciso sustituir la conducta integrada por una nueva y repetirla hasta que se convierta en un nuevo hábito”.

Si estás alerta del problema y estás dispuesto a cambiarlo, te traemos de la mano de Gabriela Paolia cinco consejos esenciales para lograr tu propósito:

Ser consciente

El primero de todos es tomar conciencia del problema. Es imposible cambiar algo si no se es consciente de ello. La conciencia atrae a la razón y la razón a las ganas. Deja de mentirte a ti mismo con que tu adicción al móvil es normal y enfréntate a ella. “Todos nos resistimos a cambiar de hábitos, porque significa cambiar rutinas, formas de pensar, y salir de nuestra zona de confort”, advierte la psicóloga.

Fuerza de voluntad

Como ya te habrán dicho en numerosos aspectos de tu vida, los logros vienen junto a la perseverancia. Cambiar de hábitos y lograr algo requiere mucha fuerza de voluntad. Al principio será tu mejor aliada para saber decir que no a conductas que tu propia cabeza te incite. Con el paso del tiempo y una vez seas plenamente consciente y lo hayas intentado, serás tú mismo quien no necesite esa fuerza de voluntad, que a veces es tan difícil de mantener.

La motivación es importante

De nada sirve luchar por algo que no nos motiva. La motivación viene de la mano de las ganas de hacer algo. Así, la experta aconseja tirar del ‘locus de control’ (LOC) interno. Las personas que practican esto, suelen depender exclusivamente de su propio control y ser más positivas.

Además, una forma que suele funcionar es preguntarse  ‘por qué estas haciendo esto’. La respuesta te dará la motivación que buscas. Si lo deseas, puedes apoyarte en amigos o familiares que estén luchando por el mismo objetivo. Esto ayuda mucho.

Saber planificarse para lograr objetivos

Muchas veces, los objetivos que te vas marcando en tu vida, se quedan simplemente en eso porque no planificas. Hoy en día, en un mundo en el que se vive tan rápido, que corre tan rápido, nadie se para a organizarse antes de hacer algo. “Una estrategia que puede ayudarte es, por ejemplo, proponerte poner el móvil en modo avión desde las 8 de la tarde hasta las 8 de la mañana del día siguiente, variando ligeramente el horario el fin de semana en función de tus actividades”, recomienda la psicóloga.

Ayúdate de recursos

Aunque seas una persona fuerte y seguramente consigas todo lo que te propongas, nunca está de más que te apoyes en recursos o estrategias que te faciliten la meta. Gabriela habla sobre Desconecta Box, una cajita que sirve para guardar el móvil en aquellos ratos en los que te hayas propuesto desconectar.

Otro de los consejos por parte de la experta es utilizar la función que hoy en día ya casi todos los smartphones tienen para saber cuánto tiempo has estado en el teléfono cada día y en qué aplicaciones has invertido tu tiempo. “Toda esta información nos permite tomar conciencia de cuánto y en qué usamos el móvil”, explica.

Fuente: https://yosoymujer.es/estilodevida/la-hiperconectividad-el-gran-agujero-negro-por-el-que-se-escapa-nuestro-tiempo-y-nuestra-salud/

Cerrar menú